Viernes, 13 de Diciembre de 2019 

Yom Shishi, 15 Kislev 5780
 
 
Programación diaria
Informativos
Cultura
Música
Especiales
Tradición y religión
Shoa
Sociedad
Díalogo Intercultural
Otros idiomas
Centro Sefarad Israel
Enlaces
Buscar en Radio Sefarad
Archivo antiguo
Quienes somos
Contacto
Vídeos

Podcast

Podcast Feed
Banner
Banner
Banner
Saludo de Shimón Peres a las comunidades judías en la diáspora con motivo de Rosh Hashaná 5774 (5/9/2013) E-mail
Queridos amigos:
Me congratula enviar mis mejores deseos a las comunidades judías de todo el mundo, en mi nombre y en el del pueblo de Israel en su conjunto, para el Año nuevo: un nuevo principio que espero y rezo por que traiga paz, estabilidad, crecimiento económico y oportunidades para llegar a grandes logros.
 
En las vísperas de Rosh Hashaná, y como un presagio de optimismo para el año que viene, israelíes y palestinos han vuelto a la mesa de negociaciones con fuerzas renovadas. En este tiempo de esperanza en el futuro, rezamos para que estos esfuerzos den paso a los resultados anhelados que hemos estado esperando, y nos permitan disfrutar de los frutos de la paz con la esperanza en nuestros corazones de un futuro más brillante para todos nosotros.
 
En Oriente Próximo, aún no se despejado el polvo de los cambios radicales que han barrido nuestra región. Esperamos que de este período de inestabilidad surja la posibilidad de que los países de nuestro entorno encuentren la libertad y prosperidad a la que aspiran, y que un alba prometedora se eleve sobre esta parte del mundo. En estos tiempos turbulentos, Israel sigue siendo una isla de estabilidad en un mar de incertidumbre y permanecerá firme ante la adversidad – sea el terrorismo, las ambiciones nucleares de Irán o los ataques con misiles a nuestros ciudadanos. Nuestros rezos por un mar tranquilo van de la mano con el escudo inflexible que sostenemos alrededor de nuestra isla.
 
Israel no se ha dormido en sus laureles y ha seguido avanzando hacia nuevas fronteras en ciencia, tecnología y medicina, usando nuestros excepcionales recursos humanos para liderar estos esfuerzos. Ha forjado un nicho más potente en estos dominios mediante hallazgos innovadores y creativos para encontrar soluciones para cuestiones tales como la escasez de agua o alimento, que supondrán un enorme alivio para los pueblos que sufren sequías y otras amenazas ambientales, así como para diseñar técnicas vanguardistas en investigaciones sobre el cerebro que cambiarán nuestras vidas y realizar descubrimientos significativos en el espacio y en el fondo de los océanos que arrojarán luz sobre tantos misterios del mundo, entre muchos otros aspectos.
 
Aunque aún tengamos por delante muchos desafíos, confiamos en nuestra fuerza y nuestra determinación cada vez mayor por alcanzar nuestro objetivo de ser una nación que contribuye. El nexo de unión entre las comunidades judías en la diáspora e Israel y la máxima de ser responsable el uno del otro nos recuerda que no estamos solos en esta misión. En esta aspiración, el compromiso de la joven generación es esencial, y esperamos que todos y cada uno de los jóvenes nos acompañe en este viaje hacia un mañana mejor. Juntos, seguiremos esforzándonos por un mundo mejor – Tikún Olám – y por un Israel en el cual los valores morales sean fundamentales para nuestro modo de vida.
 
Desde Jerusalén, deseo a todas las comunidades judías del mundo un año de paz, alegría, buena salud y prosperidad.
 
Shaná tová u-metuká!
 
Shimón Peres