Domingo, 27 de Noviembre de 2022 

Yom Rishon, 3 Kislev 5783
 
 
Programacin diaria
Informativos
Cultura
Msica
Especiales
Tradicin y religin
Shoa
Sociedad
Dalogo Intercultural
Otros idiomas
Centro Sefarad Israel
Enlaces
Buscar en Radio Sefarad
Archivo antiguo
Quienes somos
Contacto
Vdeos

Podcast

Podcast Feed
Banner
Banner
Banner
E-mail

 

Navegue mientras escucha

6:2 Habl todava Dios a Moiss, y le dijo: Yo soy DIOS.

6:3 Y aparec a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre DIOS no me di a conocer a ellos.

6:4 Tambin establec mi pacto con ellos, de darles la tierra de Canan, la tierra en que fueron forasteros, y en la cual habitaron.

6:5 Asimismo yo he odo el gemido de los hijos de Israel, a quienes hacen servir los egipcios, y me he acordado de mi pacto.

6:6 Por tanto, dirs a los hijos de Israel: Yo soy DIOS; y yo os sacar de debajo de las tareas pesadas de Egipto, y os librar de su servidumbre, y os redimir con brazo extendido, y con juicios grandes;

6:7 y os tomar por mi pueblo y ser vuestro Dios; y vosotros sabris que yo soy Dios vuestro Dios, que os sac de debajo de las tareas pesadas de Egipto.

6:8 Y os meter en la tierra por la cual alc mi mano jurando que la dara a Abraham, a Isaac y a Jacob; y yo os la dar por heredad. Yo DIOS.

6:9 De esta manera habl Moiss a los hijos de Israel; pero ellos no escuchaban a Moiss a causa de la congoja de espritu, y de la dura servidumbre.

6:10 Y habl Dios a Moiss, diciendo:

6:11 Entra y habla a Faran rey de Egipto, que deje ir de su tierra a los hijos de Israel.

6:12 Y respondi Moiss delante de Dios: He aqu, los hijos de Israel no me escuchan; cmo, pues, me escuchar Faran, siendo yo torpe de labios?

6:13 Entonces Dios habl a Moiss y a Aarn y les dio mandamiento para los hijos de Israel, y para Faran rey de Egipto, para que sacasen a los hijos de Israel de la tierra de Egipto.

6:14 Estos son los jefes de las familias de sus padres: Los hijos de Rubn, el primognito de Israel: Hanoc, Fal, Hezrn y Carmi; estas son las familias de Rubn.

6:15 Los hijos de Simen: Jemuel, Jamn, Ohad, Jaqun, Zohar, y Sal hijo de una cananea. Estas son las familias de Simen.

6:16 Estos son los nombres de los hijos de Lev por sus linajes: Gersn, Coat y Merari. Y los aos de la vida de Lev fueron ciento treinta y siete aos.

6:17 Los hijos de Gersn: Libni y Simei, por sus familias.

6:18 Y los hijos de Coat: Amram, Izhar, Hebrn y Uziel. Y los aos de la vida de Coat fueron ciento treinta y tres aos.

6:19 Y los hijos de Merari: Mahli y Musi. Estas son las familas de Lev por sus linajes.

6:20 Y Amram tom por mujer a Jocabed su ta, la cual dio a luz a Aarn y a Moiss. Y los aos de la vida de Amram fueron ciento treinta y siete aos.

6:21 Los hijos de Izhar: Cor, Nefeg y Zicri.

6:22 Y los hijos de Uziel: Misael, Elzafn y Sitri.

6:23 Y tom Aarn por mujer a Elisabet hija de Aminadab, hermana de Naasn; la cual dio a luz a Nadab, Abi, Eleazar e Itamar.

6:24 Los hijos de Cor: Asir, Elcana y Abiasaf. Estas son las familias de los coretas.

6:25 Y Eleazar hijo de Aarn tom para s mujer de las hijas de Futiel, la cual dio a luz a Finees. Y estos son los jefes de los padres de los levitas por sus familias.

6:26 Este es aquel Aarn y aquel Moiss, a los cuales Dios dijo: Sacad a los hijos de Israel de la tierra de Egipto por sus ejrcitos.

6:27 Estos son los que hablaron a Faran rey de Egipto, para sacar de Egipto a los hijos de Israel. Moiss y Aarn fueron stos.

6:28 Cuando Dios habl a Moiss en la tierra de Egipto,

6:29 entonces Dios habl a Moiss, diciendo: Yo soy DIOS; di a Faran rey de Egipto todas las cosas que yo te digo a ti.

6:30 Y Moiss respondi delante de Dios: He aqu, yo soy torpe de labios; cmo, pues, me ha de or Faran?

Captulo 7

7:1 Dios dijo a Moiss: Mira, yo te he constituido dios para Faran, y tu hermano Aarn ser tu profeta.

7:2 T dirs todas las cosas que yo te mande, y Aarn tu hermano hablar a Faran, para que deje ir de su tierra a los hijos de Israel.

7:3 Y yo endurecer el corazn de Faran, y multiplicar en la tierra de Egipto mis seales y mis maravillas.

7:4 Y Faran no os oir; mas yo pondr mi mano sobre Egipto, y sacar a mis ejrcitos, mi pueblo, los hijos de Israel, de la tierra de Egipto, con grandes juicios.

7:5 Y sabrn los egipcios que yo soy Dios, cuando extienda mi mano sobre Egipto, y saque a los hijos de Israel de en medio de ellos.

7:6 E hizo Moiss y Aarn como Dios les mand; as lo hicieron.

7:7 Era Moiss de edad de ochenta aos, y Aarn de edad de ochenta y tres, cuando hablaron a Faran. 7:8 Habl Dios a Moiss y a Aarn, diciendo:

7:9 Si Faran os respondiere diciendo: Mostrad milagro; dirs a Aarn: Toma tu vara, y chala delante de Faran, para que se haga culebra.

7:10 Vinieron, pues, Moiss y Aarn a Faran, e hicieron como Dios lo haba mandado. Y ech Aarn su vara delante de Faran y de sus siervos, y se hizo culebra.

7:11 Entonces llam tambin Faran sabios y hechiceros, e hicieron tambin lo mismo los hechiceros de Egipto con sus encantamientos;

7:12 pues ech cada uno su vara, las cuales se volvieron culebras; mas la vara de Aarn devor las varas de ellos.

7:13 Y el corazn de Faran se endureci, y no los escuch, como Dios lo haba dicho. 7:14 Entonces Dios dijo a Moiss: El corazn de Faran est endurecido, y no quiere dejar ir al pueblo.

7:15 Ve por la maana a Faran, he aqu que l sale al ro; y t ponte a la ribera delante de l, y toma en tu mano la vara que se volvi culebra,

7:16 y dile: Dios el Dios de los hebreos me ha enviado a ti, diciendo: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva en el desierto; y he aqu que hasta ahora no has querido or.

7:17 As ha dicho Dios: En esto conocers que yo soy Dios: he aqu, yo golpear con la vara que tengo en mi mano el agua que est en el ro, y se convertir en sangre.

7:18 Y los peces que hay en el ro morirn, y heder el ro, y los egipcios tendrn asco de beber el agua del ro.

7:19 Y Dios dijo a Moiss: Di a Aarn: Toma tu vara, y extiende tu mano sobre las aguas de Egipto, sobre sus ros, sobre sus arroyos y sobre sus estanques, y sobre todos sus depsitos de aguas, para que se conviertan en sangre, y haya sangre por toda la regin de Egipto, as en los vasos de madera como en los de piedra.

7:20 Y Moiss y Aarn hicieron como Dios lo mand; y alzando la vara golpe las aguas que haba en el ro, en presencia de Faran y de sus siervos; y todas las aguas que haba en el ro se convirtieron en sangre.

7:21 Asimismo los peces que haba en el ro murieron; y el ro se corrompi, tanto que los egipcios no podan beber de l. Y hubo sangre por toda la tierra de Egipto.

7:22 Y los hechiceros de Egipto hicieron lo mismo con sus encantamientos; y el corazn de Faran se endureci, y no los escuch; como Dios lo haba dicho.

7:23 Y Faran se volvi y fue a su casa, y no dio atencin tampoco a esto.

7:24 Y en todo Egipto hicieron pozos alrededor del ro para beber, porque no podan beber de las aguas del ro.

7:25 Y se cumplieron siete das despus que Dios hiri el ro.

Captulo 8

8:1 Entonces Dios dijo a Moiss: Entra a la presencia de Faran y dile: Dios ha dicho as: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva.

8:2 Y si no lo quisieres dejar ir, he aqu yo castigar con ranas todos tus territorios.

8:3 Y el ro criar ranas, las cuales subirn y entrarn en tu casa, en la cmara donde duermes, y sobre tu cama, y en las casas de tus siervos, en tu pueblo, en tus hornos y en tus artesas.

8:4 Y las ranas subirn sobre ti, sobre tu pueblo, y sobre todos tus siervos.

8:5 Y Dios dijo a Moiss: Di a Aarn: Extiende tu mano con tu vara sobre los ros, arroyos y estanques, para que haga subir ranas sobre la tierra de Egipto.

8:6 Entonces Aarn extendi su mano sobre las aguas de Egipto, y subieron ranas que cubrieron la tierra de Egipto.

8:7 Y los hechiceros hicieron lo mismo con sus encantamientos, e hicieron venir ranas sobre la tierra de Egipto.

8:8 Entonces Faran llam a Moiss y a Aarn, y les dijo: Orad a Dios para que quite las ranas de m y de mi pueblo, y dejar ir a tu pueblo para que ofrezca sacrificios a Dios.

8:9 Y dijo Moiss a Faran: Dgnate indicarme cundo debo orar por ti, por tus siervos y por tu pueblo, para que las ranas sean quitadas de ti y de tus casas, y que solamente queden en el ro.

8:10 Y l dijo: Maana. Y Moiss respondi: Se har conforme a tu palabra, para que conozcas que no hay como Dios nuestro Dios.

8:11 Y las ranas se irn de ti, y de tus casas, de tus siervos y de tu pueblo, y solamente quedarn en el ro.

8:12 Entonces salieron Moiss y Aarn de la presencia de Faran. Y clam Moiss a Dios tocante a las ranas que haba mandado a Faran.

8:13 E hizo Dios conforme a la palabra de Moiss, y murieron las ranas de las casas, de los cortijos y de los campos.

8:14 Y las juntaron en montones, y apestaba la tierra.

8:15 Pero viendo Faran que le haban dado reposo, endureci su corazn y no los escuch, como Dios lo haba dicho. 8:16 Entonces Dios dijo a Moiss: Di a Aarn: Extiende tu vara y golpea el polvo de la tierra, para que se vuelva piojos por todo el pas de Egipto.

8:17 Y ellos lo hicieron as; y Aarn extendi su mano con su vara, y golpe el polvo de la tierra, el cual se volvi piojos, as en los hombres como en las bestias; todo el polvo de la tierra se volvi piojos en todo el pas de Egipto.

8:18 Y los hechiceros hicieron as tambin, para sacar piojos con sus encantamientos; pero no pudieron. Y hubo piojos tanto en los hombres como en las bestias.

8:19 Entonces los hechiceros dijeron a Faran: Dedo de Dios es ste. Mas el corazn de Faran se endureci, y no los escuch, como Dios lo haba dicho. 8:20 Dios dijo a Moiss: Levntate de maana y ponte delante de Faran, he aqu l sale al ro; y dile: Dios ha dicho as: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva.

8:21 Porque si no dejas ir a mi pueblo, he aqu yo enviar sobre ti, sobre tus siervos, sobre tu pueblo y sobre tus casas toda clase de moscas; y las casas de los egipcios se llenarn de toda clase de moscas, y asimismo la tierra donde ellos estn.

8:22 Y aquel da yo apartar la tierra de Gosn, en la cual habita mi pueblo, para que ninguna clase de moscas haya en ella, a fin de que sepas que yo soy Dios en medio de la tierra.

8:23 Y yo pondr redencin entre mi pueblo y el tuyo. Maana ser esta seal.

8:24 Y Dios lo hizo as, y vino toda clase de moscas molestsimas sobre la casa de Faran, sobre las casas de sus siervos, y sobre todo el pas de Egipto; y la tierra fue corrompida a causa de ellas.

8:25 Entonces Faran llam a Moiss y a Aarn, y les dijo: Andad, ofreced sacrificio a vuestro Dios en la tierra.

8:26 Y Moiss respondi: No conviene que hagamos as, porque ofreceramos a Dios nuestro Dios la abominacin de los egipcios. He aqu, si sacrificramos la abominacin de los egipcios delante de ellos, no nos apedrearan?

8:27 Camino de tres das iremos por el desierto, y ofreceremos sacrificios a Dios nuestro Dios, como l nos dir.

8:28 Dijo Faran: Yo os dejar ir para que ofrezcis sacrificios a Dios vuestro Dios en el desierto, con tal que no vayis ms lejos; orad por m.

8:29 Y respondi Moiss: He aqu, al salir yo de tu presencia, rogar a Dios que las diversas clases de moscas se vayan de Faran, y de sus siervos, y de su pueblo maana; con tal que Faran no falte ms, no dejando ir al pueblo a dar sacrificio a Dios.

8:30 Entonces Moiss sali de la presencia de Faran, y or a Dios.

8:31 Y Dios hizo conforme a la palabra de Moiss, y quit todas aquellas moscas de Faran, de sus siervos y de su pueblo, sin que quedara una.

8:32 Mas Faran endureci aun esta vez su corazn, y no dej ir al pueblo.

Captulo 9

9:1 Entonces Dios dijo a Moiss: Entra a la presencia de Faran, y dile: Dios, el Dios de los hebreos, dice as: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva.

9:2 Porque si no lo quieres dejar ir, y lo detienes an,

9:3 he aqu la mano de Dios estar sobre tus ganados que estn en el campo, caballos, asnos, camellos, vacas y ovejas, con plaga gravsima.

9:4 Y Dios har separacin entre los ganados de Israel y los de Egipto, de modo que nada muera de todo lo de los hijos de Israel.

9:5 Y Dios fij plazo, diciendo: Maana har Dios esta cosa en la tierra.

9:6 Al da siguiente Dios hizo aquello, y muri todo el ganado de Egipto; mas del ganado de los hijos de Israel no muri uno.

9:7 Entonces Faran envi, y he aqu que del ganado de los hijos de Israel no haba muerto uno. Mas el corazn de Faran se endureci, y no dej ir al pueblo. 9:8 Y Dios dijo a Moiss y a Aarn: Tomad puados de ceniza de un horno, y la esparcir Moiss hacia el cielo delante de Faran;

9:9 y vendr a ser polvo sobre toda la tierra de Egipto, y producir sarpullido con lceras en los hombres y en las bestias, por todo el pas de Egipto.

9:10 Y tomaron ceniza del horno, y se pusieron delante de Faran, y la esparci Moiss hacia el cielo; y hubo sarpullido que produjo lceras tanto en los hombres como en las bestias.

9:11 Y los hechiceros no podan estar delante de Moiss a causa del sarpullido, porque hubo sarpullido en los hechiceros y en todos los egipcios.

9:12 Pero Dios endureci el corazn de Faran, y no los oy, como Dios lo haba dicho a Moiss. 9:13 Entonces Dios dijo a Moiss: Levntate de maana, y ponte delante de Faran, y dile: Dios, el Dios de los hebreos, dice as: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva.

9:14 Porque yo enviar esta vez todas mis plagas a tu corazn, sobre tus siervos y sobre tu pueblo, para que entiendas que no hay otro como yo en toda la tierra.

9:15 Porque ahora yo extender mi mano para herirte a ti y a tu pueblo de plaga, y sers quitado de la tierra.

9:16 Y a la verdad yo te he puesto para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado en toda la tierra.

9:17 Todava te ensoberbeces contra mi pueblo, para no dejarlos ir?

9:18 He aqu que maana a estas horas yo har llover granizo muy pesado, cual nunca hubo en Egipto, desde el da que se fund hasta ahora.

9:19 Enva, pues, a recoger tu ganado, y todo lo que tienes en el campo; porque todo hombre o animal que se halle en el campo, y no sea recogido a casa, el granizo caer sobre l, y morir.

9:20 De los siervos de Faran, el que tuvo temor de la palabra de Dios hizo huir sus criados y su ganado a casa;

9:21 mas el que no puso en su corazn la palabra de Dios, dej sus criados y sus ganados en el campo.

9:22 Y Dios dijo a Moiss: Extiende tu mano hacia el cielo, para que venga granizo en toda la tierra de Egipto sobre los hombres, y sobre las bestias, y sobre toda la hierba del campo en el pas de Egipto.

9:23 Y Moiss extendi su vara hacia el cielo, y Dios hizo tronar y granizar, y el fuego se descarg sobre la tierra; y Dios hizo llover granizo sobre la tierra de Egipto.

9:24 Hubo, pues, granizo, y fuego mezclado con el granizo, tan grande, cual nunca hubo en toda la tierra de Egipto desde que fue habitada.

9:25 Y aquel granizo hiri en toda la tierra de Egipto todo lo que estaba en el campo, as hombres como bestias; asimismo destroz el granizo toda la hierba del campo, y desgaj todos los rboles del pas.

9:26 Solamente en la tierra de Gosn, donde estaban los hijos de Israel, no hubo granizo.

9:27 Entonces Faran envi a llamar a Moiss y a Aarn, y les dijo: He pecado esta vez; Dios es justo, y yo y mi pueblo impos.

9:28 Orad a Dios para que cesen los truenos de Dios y el granizo, y yo os dejar ir, y no os detendris ms.

9:29 Y le respondi Moiss: Tan pronto salga yo de la ciudad, extender mis manos a Dios, y los truenos cesarn, y no habr ms granizo; para que sepas que de Dios es la tierra.

9:30 Pero yo s que ni t ni tus siervos temeris todava la presencia de Dios Dios.

9:31 El lino, pues, y la cebada fueron destrozados, porque la cebada estaba ya espigada, y el lino en caa.

9:32 Mas el trigo y el centeno no fueron destrozados, porque eran tardos.

9:33 Y salido Moiss de la presencia de Faran, fuera de la ciudad, extendi sus manos a Dios, y cesaron los truenos y el granizo, y la lluvia no cay ms sobre la tierra.

9:34 Y viendo Faran que la lluvia haba cesado, y el granizo y los truenos, se obstin en pecar, y endurecieron su corazn l y sus siervos.

9:35 Y el corazn de Faran se endureci, y no dej ir a los hijos de Israel, como Dios lo haba dicho por medio de Moiss.